Saltar al contenido
Portada » Museo san telmo nieto sobejano

Museo san telmo nieto sobejano

Ampliación del Museo de San Telmo

Situado en la confluencia de los paisajes natural y urbano, el diseño del Museo de San Telmo exigía no sólo una adaptación funcional y volumétrica al programa y al lugar sino, sobre todo, una respuesta arquitectónica consciente a la posición fronteriza del sitio.  Cambiando según las estaciones, fundiéndose con la vegetación del monte Urgull y afirmando su independencia en un largo muro inacabado y zigzagueante, el diseño resultante es una inesperada metáfora del impreciso límite en el que la arquitectura y la ciudad se encuentran con el paisaje.Más de los arquitectos: 29-dic-2016

Todo proyecto arquitectónico lleva en sí el reconocimiento del límite como concepto, que determina su configuración espacial y formal. Que la materialización de ese límite se produzca de forma nítida o difuminada, con fuerza o suavidad, expresando ligereza o peso, no es una decisión menor, porque refleja una postura concreta a la hora de abordar las múltiples discontinuidades a las que se enfrentan las ciudades contemporáneas en la actualidad. En algunos casos estas discontinuidades se yuxtaponen de forma clara y a la vez armoniosa, como en la franja de terreno donde el monte Urgull se encuentra con el centro histórico de San Sebastián: entre la naturaleza y la ciudad; el plano horizontal y la elevación topográfica; la tierra y el mar; los edificios históricos y los actuales. Tal vez por ello, la reforma y ampliación del Museo de San Telmo, situado en la confluencia de los paisajes natural y urbano, exigía no sólo una adaptación funcional y volumétrica al programa y al lugar sino, sobre todo, una respuesta arquitectónica consciente a la posición fronteriza del sitio. Este planteamiento, sin embargo, alberga una contradicción: el límite físico tiende a expresar su autonomía con respecto a un entorno en el que, paradójicamente, el edificio también quiere fundirse.

->  Como se construye un edificio

Proyectos de Nieto sobejano

La hermosa ampliación del Museo de San Telmo en San Sebastián por Nieto Sobejano. El diseño surgió de un fuerte concepto basado en la fricción entre lo viejo y lo nuevo, el mar y el paisaje, la naturaleza y lo hecho por el hombre. El proyecto es una expresión material de esta fricción, los arquitectos crearon muros habitados que trazan la frontera entre la montaña y la ciudad, incorporando el paseo al Monte Urgull en el propio edificio.

“La nueva fachada de San Telmo Museoa -un muro gris descarnado agujereado por el que brota la vegetación- imita el entorno natural rocoso, pero contrasta fuertemente con el edificio contiguo, un antiguo convento del siglo XVI rehabilitado donde se expone la colección permanente de arte vasco y artefactos históricos”.

->  Autocad para mac gratis en español

El diseño de la fachada fue una colaboración entre Nieto Sobejano y los artistas Leopoldo Ferrán y Agustina Otero, que se vieron influenciados por las piedras perforadas y erosionadas del Monte Urgull. Esta imagen se convirtió en la fachada del edificio, en la que en algunas secciones surgen plantas de los agujeros y en otras luz.

Museo de San Telmo

Fuensanta Nieto (Madrid, España, 1957) trabaja como arquitecta desde que se licenció en la Universidad Politécnica de Madrid y en la Graduate School of Architecture and Planning de la Universidad de Columbia en Nueva York en 1981. Es socia fundadora de Nieto Sobejano Arquitectos y profesora de la Universidad Europea de Madrid. Fuensanta Nieto imparte conferencias sobre arquitectura y participa en jurados y simposios en diversas instituciones de todo el mundo. De 1986 a 1991 fue codirectora de la revista Arquitectura, publicada por el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.

Nieto sobejano clouth

El exitoso proyecto de rehabilitación arquitectónica y ampliación del histórico Museo de San Telmo (San Sebastián, España), realizado por Nieto Sobejano Arquitectos, pone de relieve su conexión con la sociedad tanto artística como histórica.

Reconocidos internacionalmente por recuperar el edificio original para convertirlo en una obra contemporánea, los arquitectos han hecho posible la reapertura del Museo San Telmo, proporcionando un museo además de un lugar para difundir el conocimiento y crear pensamiento.

->  Medidas de una escalera

También se diseñó para el nuevo museo su ampliación con una nueva ala, bajo el monte Urgull a lo largo de la orilla del mar, destinada a albergar los nuevos usos culturales y comerciales junto con optimizar la accesibilidad del público y de las colecciones.

El impacto visual de la moderna construcción se ha minimizado gracias a que los arquitectos han podido colaborar estrechamente con los artistas Leopoldo Ferrán y Agustina Otero, que han creado un muro semiplanta que cubre el edificio con chapas de acero perforadas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad